¿Qué es un plan de marketing digital? ¿Cómo puedo hacerlo y qué pasos tengo que seguir? Son algunas de las preguntas que te haces como emprendedor.
Disponer de una estrategia de marketing digital es fundamental para tu negocio. Si no tienes un plan o un esquema fijo que te indique el camino a seguir puede resultar complicado conseguir lo que querías y, además, te quitará gran parte de tu tiempo. Ya sé que al principio puede parecer un poco caótico, ya que el marketing digital engloba varias disciplinas (marketing de contenidos, SEO, SEM, social media…) y te costará empezar, pero te aseguro que elaborar una estrategia de marketing digital te ayudará a alcanzar tus metas y dejar claro qué es lo que quieres conseguir.
Con este post espero poder ayudarte en la elaboración del plan de marketing para tu empresa.
Vamos a ello.

¿Qué es el plan de marketing digital?

Se trata simplemente de un documento en el que comienzas analizando tu situación actual y la de tu competencia, defines unos objetivos y a partir de ahí elaboras tu estrategia. De esta forma, el trabajo diario será más sencillo y te quitará menos tiempo.
El plan de marketing suele tener una vigencia de 1 año, deberás ir modificándolo en función de los resultados que obtengas. Si ves que la estrategia que tienes en marcha no funciona, modifica para conseguir los resultados que esperas.

Fases del plan de marketing digital

Analiza tu situación y la de tu competencia

Antes de crear y establecer una nueva estrategia es muy importante conocer cuál es la situación en la que se encuentra tu marca actualmente. Debes centrarte en varios aspectos:
Análisis interno
Define detalladamente tu negocio: qué tipo de empresa es, qué vendes, en que situación se encuentra, tienes presencia online, dónde, qué dicen de ti, cómo lo dicen, es positivo o negativo, qué productos vendes, qué tamaño tiene, etc.
Análisis externo
Para realizar el análisis externo dividiremos la tarea en dos: por un lado, tendrás que analizar el aspecto político, económico, social y tecnológico que afecta a tu empresa y, por otro lado, examinarás a tu competencia.
De esta forma, el primer análisis te ayudará a entender qué tipo de leyes te afectan, qué poder adquisitivo tienen tus consumidores, etc. Y conocer a tu competencia te servirá para diferenciarte de ella. Por tanto, debes prestar atención a qué hacen, qué tipo de estrategia siguen, existen productos parecidos al tuyo. Realiza una lista con tus competidores principales y busca qué presencia online tienen, qué redes sociales emplean, relación con los clientes, tipo de contenido que publican, etc. Y recuerda, no debes copiar, sino ver lo bueno y malo que hacen, aprender de ello y hacerlo mejor con nuestra marca, siempre puede haber algo que te inspire.
DAFO
Por último, es una buena idea elaborar un análisis DAFO que te permita ver en un solo cuadro los resultados de los análisis anteriores expresándolos como: DebilidadesAmenazasFortalezasOportunidades.

En esta fase, también puedes analizar los recursos de que dispones, tanto humanos como materiales. Piensa si vas a ser tu quien se encargue de todo e implemente el plan o si contratarás a alguien externo. En el primer caso, tienes que tener en cuenta que necesitarás tiempo para crear el contenido, publicar e interactuar con tus seguidores. La ejecución del plan conlleva su tiempo si queremos crear algo de calidad, que interese a nuestros clientes potenciales y que realmente nos ayude a conseguir nuestros objetivos.

Define tus objetivos

Los objetivos son clave en tu estrategia de marketing digital. No puedes crear una estrategia sin saber qué quieres conseguir. Por supuesto, tienen que surgir de los objetivos del negocio. Te aconsejo que definas un objetivo principal y lo subdividas en 2 o 3 secundarios. Para que lo entiendas mejor aquí te dejo algunos ejemplos de los objetivos más frecuentes:
  • Dar a conocer tu negocio, marca o proyecto
  • Aumentar tu comunidad online en tus redes sociales
  • Aumentar el engagement
  • Conseguir “leads”, es decir, suscriptores que se conviertan en clientes potenciales
  • Fidelizar a tus clientes
  • Promocionar tus productos/servicios
  • Vender tus productos/servicios
Debes tener en cuenta que los objetivos deben seguir la regla SMART:
S: Específico (Specific). Simple y claro.
M: Medible (Measurable). Cuantificable y medible. Que permita medir el resultado.
A: Alcanzable (Achievable). No te plantees objetivos imposibles de conseguir.
R: Realista y relevante (Realistic and Relevant). No pienses en el objetivo ideal, sino en algo que realmente puedas conseguir teniendo en cuenta todos tus recursos y sus capacidades y que sea relevante para tu empresa.
T: Tiempo límite (Time bound). Que estén calendarizados, con un tiempo límite para alcanzarlos.
Por ejemplo, “Quiero incrementar mi comunidad online en redes sociales” no sería un objetivo SMART. Sin embargo, “ Quiero incrementar mi comunidad online en Facebook en 100 seguidores en 1 mes” sí que lo es. Como ves, en este último caso especificamos el canal en el que queremos aumentar los seguidores (facebook), marcamos una cifra (100 seguidores) que podemos medir y fijamos un plazo para conseguirlo. Además, es realista, ya que 100 seguidores es una cifra alcanzable en un mes y es relevante puesto que aumentar nuestra comunidad siempre nos aporta resultados.

Establece tu target (cliente)

Profundiza en tu público objetivo. No respondas sólo a las típicas preguntas de género, edad, clase social… Debes contarte una historia en la que narres quién y cómo es esa persona, qué hábitos tiene, qué le gusta hacer. En definitiva, debes crear tu buyer persona, es decir, investiga cómo es tu cliente ideal. Cómo se comporta en internet y en redes sociales, qué intereses tiene, qué tipo de contenido consume, etc. El mensaje que quieres transmitir dependerá en gran medida de tu cliente ideal. Esta información debe ser real, puedes conseguirla con encuestas, investigando o a través de entrevistas.

Elabora tu estrategia y detalla tus acciones

Ahora que ya tienes claro tu objetivo u objetivos y conoces a tu público es la hora de crear tu estrategia. En este punto decidirás qué es lo que vas a llevar a cabo para conseguir las metas que te has marcado. Tienes que escoger las estrategias que desarrollarás para alcanzar cada objetivo que te marcaste: una estrategia de publicidad online, de fidelización, de e-mail marketing, una estrategia de marketing de contenidos, de branding, etc.
Una vez que tienes claro qué quieres hacer, céntrate y profundiza en las acciones que realizarás para cada objetivo. Es decir, dentro de cada estrategia detallarás las acciones que pondrás en marcha.
Por ejemplo, si tu objetivo es incrementar en un 20% la venta de una guía que vendes en tu página web algunas de las estrategias que podrías emplear son: marketing de contenidos, e-mail marketing y publicidad online. Y, ahora dentro de estas estrategias, ¿qué acciones desarrollarás?
  • Acción 1: crear una serie de contenidos descargables y gratuitos relacionados con tu guía para captar suscriptores (estrategia de contenidos).
  • Acción 2: Ofrecer contenidos exclusivos a través de la newsletter a nuestros suscriptores (estrategia de e-mail marketing).
  • Acción 3: Campañas de publicidad en redes sociales (estrategia de publicidad online).

Elige y crea el contenido de tu estrategia

A continuación, elige el tipo de contenido que emplearás en cada acción y creálo. Puedes utilizar el contenido que quieras, hay muchos tipos y unos encajarán mejor que otros según tu estrategia. Puedes elegir: imágenes, vídeos, infografías, tutoriales, encuestas, e-books, cupones con ofertas, sorteos, concursos…etc.

Escoge los canales

En función de cada tipo de contenido especifica dónde vas a compartirlos y ten en cuenta que unos canales funcionan mejor que otros para determinados contenidos:
  • Redes Sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, LinkedIn, Pinterest…
  • Página Web
  • Blog (propio y de otros)
  • Publicidad Online: Google Adwords, Facebook Ads, Twitter Ads, Instagram Ads…
  • E-Mail: Newsletter

Planifica el contenido

Especifica en un calendario cuándo y cómo se publicará y lanzará todo lo que has definido anteriormente. Tener todas tu acciones en un calendario te ayudará a verlo todo más claro y a no perderte con tu estrategia.

Establece las métricas o KPI

Para medir los resultados de tu estrategia es necesario crear unas métricas, llamadas KPI (key performance indicator = indicador clave de rendimiento), para cada objetivo. Gracias a estas métricas verás si has alcanzado las metas que te propusiste y te ayudarán a centrar tus objetivos en el futuro. Por ejemplo:

OBJETIVO

KPI

Aumento de la comunidad en redes sociales

nº de nuevos seguidores en cada red social

Presupuesta

Según el tipo de estrategia la inversión a realizar variará. Es muy importante calcular y tener claro el presupuesto para medir correctamente los resultados. Algunas de las cosas que incluirá un presupuesto como este son:
  • Creación de contenido
  • Content curator (búsqueda de contenido)
  • La propia idea de la estrategia
  • Community Management (gestor de comunidad online)
  • Herramientas
  • Publicidad Online
  • Redacción de posts para blog

Lanza la estrategia y mide los resultados

Ya tenemos todo estudiado y planificado. Ahora sólo queda ponerlo en marcha y ver cómo va funcionando, es decir, monitorizarlo desde el principio con los KPI que marcaste. De esta forma podemos ver si lo estamos haciendo bien desde el inicio.
Es aconsejable medir los resultados mensualmente, así podrás ver su efectividad a tiempo y modificar las acciones para mejorar los resultados en caso de que no esté funcionando como esperabas. Lo ideal es crear un informe mensual con todos los datos y así podrás ver de un sólo vistazo los resultados de tu estrategia.
Como ves, la elaboración de un plan de marketing digital te marcará el camino para conseguir tus objetivos. Yo siempre recomiendo que se encargue del tema una persona que se dedique a ello, te ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: